Pseudoacontecimiento (pseudoevento o factóide)

De WIKIALICE
Saltar a: navegación, buscar

El prefijo común “pseudo” viene del griego y significa “falso”. En el lenguaje de los medios de comunicación, un pseudoacontecimiento se refiere a un evento fabricado o diseñado para obtener la cobertura de la prensa y la atención del público. Normalmente, es un “no-evento” creado por expertos en Relaciones Públicas o asesoría política con  el objetivo de influir en la agenda mediática. En las campañas electorales contemporáneas es una característica clave para diseñar una aparente autenticidad comunicativa en los mensajes políticos. El concepto ha sido introducido por Daniel Boorstin el la obra The Image: a guide do pseudo-eventos in América(1961)[1]. En su libro, Boorstin describe cuatro atributos del pseudoacontecimiento:

1. No es espontáneo, sino que aparece porque alguien lo ha planeado o planteado en los medios de comunicación. Por lo general, no es un choque de trenes o un terremoto, sino una entrevista;

2. Se siembra principalmente con  el propósito inmediato de ser reportado o reproducido. La pregunta “¿Es real?” es menos importante que la pregunta “¿Es de interés periodístico?”;

3. Su relación con la realidad  es ambigua;

4. Por lo general, se pretende que sea una profecía auto-cumplida (Boorstin, 1961, pp. 11-12)[1].

Efectivamente, una proporción cada vez mayor de nuestra experiencia, de lo que leemos, vemos y oímos, resulta de acontecimientos elaborados por los agentes del sistema político y del sistema mediático. La realidad pasó a tener como competidor sus propias representaciones, representaciones que crean la ilusión de tratarse de acontecimientos reales que merecen ser enunciados por los medios de comunicación. El éxito de un pseudoacontecimiento se mide por la extensión de su cobertura periodística y por la atención mediática que despierta. En el caso de las campañas electorales, los pseudoacontecimientos son actos de la campaña que son elaborados con el objetivo de ser transmitidos como noticias, aprovechando la difusión de los medios de comunicación para que los mensajes lleguen al público. Se trata de convertir en noticias actos de campaña elaborados o planeados para atraer la atención del sistema mediático. El objetivo de los pseudoacontecimientos políticos es que parezcan actos auténticos y espontáneos. En las palabras de Jean Baudrillard[2], los pseudoacontecimientos son una simulación de la realidad.

Referencias

  1. 1,0 1,1 Boorstin, D. (1992), The Image: A Guide to Pseudo Events in America, New York, Vintage Books.
  2. Baudrillard, J. (1991), Simulacros e Simulação, Lisboa, Relógio D’Água.


Autor de esta voz

Hélder Prior